GR10 en Guadalajara. De Torremocha del Campo a Cifuentes. Ruta de senderismo que nos acerca al corazón de La Alcarria. Ruta de senderismo en España.

Duracion GR-106 Horas.  20,5 Kms
Dificultad GR-10 Fácil, aunque nos perdimos al encontrar una pista nueva..
Señalización GR-10Bien señalizado desde Tamajón a Valdesotos. Como pasa habitualmente, cuando las necesitas, se pierden. En el camino de Valdesoto a Tortuero las señales se pierden. OJO.

cloudCualquiera.  Nosotros la hemos hecho el 6 de Junio de 2.014. Ojo en invierno.

Interes Gr-10Medio. Espectacular el cañon del alto Henares.
Mapa Gr10Mapa de la Ruta y Zona
LA RUTA

Hoy nos acerca Alsi a Retiendas, Guadalajara.Vamos ha hacer la ruta GR10 con Javier, músico y aventurero empedernido que acaba de venir de Brasil, donde vive desde hace ya mas de 5 años.

Llegamos sobre las 9.15. Intentamos tomar un café pero el único bar de Retiendas está cerrado todavía. Esto va a ser un poco la tónica de la jornada, pueblos pequeños y aislados con bares cerrados por la mañana.

En seguida nos ponemos en marcha. La salida no tiene pérdida, hay que coger el camino que sale hacia el Monasterio de Bonaval abandonado hace ya mucho tiempo y en ruina total. El camino está bien señalizado.

Justo un poco antes de llegar al monasterio, sale a la izquierda el camino que nos llevará hasta Valdesotos.

La ruta discurre pegada al alto Henares, entre un bosque de encinas, jaras, robles que se va espesando poco a poco. Sobre las 10.15 h entramos en un cañón magnífico, formado por una paredes enormes que caen a pico. Los buitres aparecen de pronto, planeando majestuosamente sobre nosotros, hay mas de 50 volando sobre los riscos del cañon. El Henares discurre al fondo, tranquilo y precioso.

A la hora salimos ya a un vallecillo ancho y muy agradable. El camino no tiene perdida. LLegamos a una carretera asfaltada. Tenemos que tomar hacia la derecha y subir hacia Valdesotos por la carretera.

Hacemos una pequeña parada para tomar fuerzas. Nueces, algo de fruta y bocata de tahin con ajo…ahí es na !!

Cruzamos las enormes tuberías que conectan la presa de El Vado con el Canal de Isabel II y enseguida, rempntando el río Palancares, llegamos a Valdesotos. Son las 11.15 h.

Bar cerrado, seguimos sin café, vaya.

El camino a Tortuero está bien indicado, sale de la parte de arriba del pueblo detrás de la iglesia. Es una subida fuerte pero no muy larga. Llegamos al collado y tenemos unas vistas magníficas de todo el valle. Hay una parte del monte que se ha quemado el año pasado y vemos máquinas al fondo cortándolos, a pesar de que  siguen verdes.

Bajamos el valle en dirección Tortuero. Al rato el camino se divide, no sabemos bien hacia donde ir y tomamos el camino de la izquierda. Grave error ya que nos equivocamos. Nos encontramos con los leñadores, que manejan unas máquinas increibles. Cortan de cuajo los pinos, los limpian y los trocean como si fueran mondadientes. En menos de un minuto cortan un pino, lo limpian y lo trocean en tres troncos. Increible. Les preguntamos la dirección pero no la saben, son gallegos y no conocen bien la zona.

El caso es que intentamos buscar el camino, pero nos metemos en una pista forestal que nos lleva hacía el macizo y no tiene salida.

Hemos perdido casi dos horas….Decidimos volver para atrás y coger la pista de la izquierda ya que no vemos otra opción. No hay cobertura y el GPS nos dice poco.

Deberíamos haber vuelto a la bifurcación donde tomamos el camino de la izquierda y tomar el de la derecha. El camino de la GR10 va por ahí, bordeando el pico central. OJO, siempre volver a la bifurcación donde nos hemos equivocado.

Tomamos el camino de Valdepeñas de La Sierra. Son ya las 15 h. El camino discurre por una pista ancha que serpentea por el valle. No vemos a nadie. El camino está lleno de guindos plantados en el borde del mismo, y las guindas están en su punto, ¡que ricas !

La pizarra negra está por todos lados. Pizarra y mas pizarra. El polvo del camino es gris casi negro. Al rato pasa un camión contra incendios. Nos confirma que el camino va hacia Valdepeñas.

Finalmente llegamos a Valdepeñas sobre las 16 h. En el bar nos encontramos a los leñadores de antes, que terminan de comer. Nos acercan a Torrelaguna, muy amáblemente. Por el camino nos cuentan acerca de su peculiar trabajo, siempre de un bosque a otro, cortando y talando árboles. Estos que estaban cortando van dedicados a la fabricación de palets.

Llegamos a Torrelaguna y cogemos el autobús a Madrid. Ha sido otra ruta de la GR10, nos hemos perdido, pero ha estado muy bien. ¡ La sierra de Guadalajara, que gran desconocida ! Paisaje despoblado, solitario y maravilloso.

LOS SITIOS